Get the facts on anthrax: A patient guide in Spanish

The specter of anthrax still looms. Frightening for those who understand the reports and even more so for those patients who are not native-English speakers. To help ease your Spanish-speaking patients’ fears, Hospital Home Health is furnishing the following patient handout on anthrax — what it is, how it’s contracted and transmitted, and what treatments exist.

¿Qui Es El ántrax?

El ántrax es una enfermedad infecciosa aguda causada por la bacteria que se llama Bacillus anthraci que forma esporas. El ántrax ocurre con mayor frecuencia en los vertebrados menores, silvestres y domésticos (ganado vacuno, ovejas, chivos, camellos, antílopes, y otros herbívoros), pero también puede ocurrir en seres humanos cuando tienen contacto con los animales infectados o el tejido de animales infectados.

¿Por qué hay mucho interés sobre el ántrax en la actualidad?

Debido a que el ántrax es considerado un agente que puede ser usado en una guerra biológica, el Departamento de Defensa (DoD) ha empezado el proceso obligatorio de vacunar a todo el personal militar activado que pudiera verse involucrado en combate.

¿Es común el ántrax y quién puede contraerlo?

El ántrax es más común en regiones agrícolas donde los animales tienen la enfermedad. Estas regiones incluyen Sudamérica, Centroamérica, Europa del sur y del este, Asia, África, el Caribe y el Oriente Medio. Cuando el ántrax afecta a los seres humanos, es normalmente por causa de exposición ocupacional a los animales infectados o sus productos. Los trabajadores que están expuestos a los animales muertos y a los productos de otros países donde el ántrax es más común, podrían resultar contaminados con B. anthracis (ántrax industrial). En los Estados Unidos se han registrado casos de ántrax en ganado salvaje.

¿Cómo se transmite el ántrax?

La infección de ántrax puede ocurrir en tres formas: cutánea (piel), por inhalación, y gastrointestinal. Las esporas de B. anthracis pueden vivir en la tierra por muchos años, y los seres humanos pueden resultar infectados con ántrax al tocar los productos de animales infectados o por inhalar las esporas de los productos de animales contaminados. El ántrax también puede contraerse al comer carne de animales infectados que no fue suficientemente cocida. Es poco común encontrar animales infectados en los Estados Unidos.

¿Cuáles son los síntomas de ántrax?

Los síntomas de la enfermedad dependen de la forma en la que se contrajo, pero normalmente los síntomas se presentan dentro de los primeros 7 días.

Cutáneo: La mayoría (casi 95%) de las infecciones de ántrax ocurren cuando la bacteria entra en una lesión o abrasión en la piel, como por ejemplo cuando se toca lana, pieles, cuero u otros productos de pelo de animales infectados (especialmente pelo de chivos). La infección de piel empieza como una protuberancia similar a la de un piquete insecto pero que en 1 a 2 días se convierte en una bolsa llena de líquido y después en una úlcera sin dolor, usualmente de 1 a 3 cm. de diámetro, con una característica área negra y necrótica (en el proceso de morir) en el centro. Las glándulas linfáticas en el área adyacente se pueden hinchar. Aproximadamente un 20% de los casos que no reciben tratamiento médico contra el ántrax cutáneo provocarán la muerte. La muerte es poco común si se recibe una terapia antimicrobiana apropiada.

Inhalación: Los síntomas al principio pueden confundirse con los de un catarro común. Después de varios días, los síntomas pueden empeorar y convertirse en problemas graves de respiración y shock. El ántrax de inhalación generalmente es fatal.

Intestinal: La forma intestinal del ántrax puede ser el resultado de haber consumido carne contaminada y los síntomas incluyen inflamación severa del tracto intestinal. Los primeros síntomas de nausea, pérdida de apetito, vómito, y fiebre son seguidos por dolor abdominal, vómito de sangre, y diarrea grave. En 25% a 60% de los casos de ántrax intestinal el resultado final es la muerte.

¿Normalmente, dónde se encuentra el ántrax?

El ántrax se encuentra por todo el mundo. Es más común en los países en vías de desarrollo o en los países sin programas de salud pública veterinaria. Ciertas regiones del mundo (Sudamérica, Centroamérica, Europa del sur y del este, Asia, África, el Caribe y el Oriente Medio) reportan más ántrax en los animales que en otros países.

¿Puede ser transmitido el ántrax de persona a persona?

El riesgo de que el ántrax se contagie de persona a persona es muy poco probable. No tiene que preocuparse de contraer la enfermedad si está a cargo de o si visita a un paciente que tiene el ántrax inhalado.

¿Hay manera de prevenir la infección?

En los países donde el ántrax es común y los niveles de vacunación en los animales son bajos, los seres humanos deben evitar el contacto con el ganado y los productos animales así como evitar el comer carne que no ha sido procesada y cocinada adecuadamente. También, existe ya una vacuna aprobada contra el ántrax para usarse en los seres humanos. Se estima que la vacuna es eficaz en 93% de los casos para la protección contra ántrax.

¿Qué es la vacuna contra el ántrax?

La vacuna contra el ántrax es fabricada y distribuida por BioPort Corporation, Lansing, Michigan. La vacuna es una vacuna filtrada para eliminar las células, lo que significa que en la preparación no se usa bacteria viva ni muerta. El producto final no contiene más de 2.4 mg. de hidróxido de aluminio. Las vacunas de ántrax para animales no deben ser usadas en seres humanos.

¿Quién debe ser vacunado contra el ántrax?

El Comité de Consultoría Sobre las Prácticas de Inmunización ha recomendado la vacunación de ántrax para los siguientes grupos:

Las personas que trabajan directamente con el organismo en el laboratorio.

Las personas que trabajan con pieles de animales importadas en áreas en las que las medidas de seguridad e higiene no son suficientes para prevenir la exposición a las esporas de ántrax.

Las personas en áreas con altos incidentes de ántrax que tocan los productos animales que podrían estar infectados. (Son bajos los incidentes en los Estados Unidos, pero los veterinarios que viajan a trabajar en otros países deben pensar en vacunarse).

El personal militar enviado a las áreas con alto riesgo de exposición al organismo (cuando se usa como arma en guerra biológica).

Puede comunicarse con el Programa de Inmunización de la Vacuna contra el Ántrax de la U.S. Army Surgeon General’s Office al 1-877-GETVACC (1-877-438-8222) www.anthrax.osd.mil. (en inglés). Las mujeres embarazadas sólo deben vacunarse si es absolutamente necesario.

¿Cuál es el itinerario para la vacuna de ántrax?

La inmunización consiste de tres inyecciones subcutáneas dadas cada dos semanas, seguidas por tres inyecciones subcutáneas adicionales dadas a 6, 12, y 18 meses. Después, se recomienda la aplicación de inyecciones de refuerzo cada año.

¿Hay reacciones desfavorables a la vacuna de ántrax?

Se presentan reacciones locales leves 30% de los vacunados y consisten en poco dolor y rojez en el lugar de inyección. Las reacciones locales graves son poco frecuentes y consisten en una hinchazón extrema del antebrazo además de la reacción local. Las reacciones del sistema ocurren en menos de 0.2% de los vacunados.

¿Cómo se diagnostica el ántrax?

Se diagnostica el ántrax por el aislamiento de B. anthracis de la sangre, lesiones de piel, o las secreciones respiratorias o mediante la medida de anticuerpos específicos en la sangre de las personas posiblemente afectadas.

¿Hay tratamiento para el ántrax?

Los doctores pueden recetar antibióticos efectivos. Para ser eficaz, el tratamiento debe comenzar temprano. Si no se atiende, la enfermedad puede ser fatal.

¿Dónde puedo obtener más información sobre una decisión reciente del Departamento de Defensa que requiere que los hombres y mujeres en los servicios armados se vacunen contra el ántrax?

El Departamento de Defensa recomienda que el personal militar se comunique con su cadena de mando para cualquier pregunta sobre la vacuna y su distribución. Puede comunicarse con el Programa de Inmunización de la Vacuna de Ántrax de la U.S. Army Surgeon General’s Office al 1-877-GETVACC (1-877-438-8222) www.anthrax.osd.mil.

Datos sobre el ántrax y la viruela

Datos sobre el ántrax

El ántrax es una enfermedad infecciosa de carácter agudo causada por la bacteria esporulenta Bacillus anthracis. El ántrax afecta generalmente a los mamíferos con pezuñas pero también puede presentarse en el ser humano.

Los síntomas de la enfermedad varían según la forma en que se haya contraído, pero generalmente se presentan alrededor de siete días luego de la exposición. Las formas más graves de ántrax en el ser humano son: por inhalación, contacto cutáneo e intestinal.

Los síntomas iniciales de infección del ántrax por inhalación pueden ser similares a los del resfriado común. Luego de varios días, los síntomas pueden complicarse y se presentan trastornos graves de la respiración y shock. El ántrax por inhalación es con frecuencia fatal.

La enfermedad intestinal causada por el ántrax puede presentarse luego de consumir alimentos contaminados y se caracteriza por una inflamación aguda del tracto intestinal. Los síntomas iniciales de náuseas, pérdida de apetito, vómitos y fiebre dan paso a dolores abdominales, vómitos con sangre y diarrea severa.

La propagación del ántrax de una persona a otra es muy poco probable y prácticamente imposible. Por lo tanto, no es necesario inmunizar ni proporcionar tratamiento alguno a las personas que tienen contacto con los enfermos de ántrax, tales como los que comparten una vivienda, amigos o compañeros de trabajo, a menos que hayan estado expuestos a la misma fuente de infección.

En el caso de las personas expuestas al ántrax, la infección se puede prevenir por medio de un tratamiento con antibióticos.

Es esencial tratar el ántrax con antibióticos a tiempo. La demora disminuye la posibilidad de supervivencia. Generalmente el ántrax es sensible a la penicilina, doxiciclina y fluoroquinolonas.

También puede utilizarse una vacuna contra el ántrax para prevenir la infección. La vacunación contra el ántrax no se recomienda para el público en general, ni tampoco está disponible.

Datos sobre la viruela

La viruela fue erradicada del mundo en 1977.

La viruela es causada por el virus variola. El período de incubación es de alrededor de 12 días (oscila entre 7 y 17 días) luego de la exposición. Los síntomas iniciales incluyen fiebre alta, fatiga y dolor de cabeza y espalda. Luego de dos a tres días aparece un sarpullido característico, más visible en el rostro, brazos y piernas. El sarpullido comienza como lesiones planas de color rojizo que evolucionan al mismo ritmo. Las lesiones se llenan de pus y se comienzan a cubrir con costras a principios de la segunda semana. Las costras van sanando y luego se separan y desprenden al cabo de tres a cuatro semanas. La mayor parte de los enfermos de viruela se recuperan, pero un 30% fallece.

La viruela se propaga de una persona a otra a través de gotas diminutas de saliva, por lo que cualquier persona que tenga contacto cara a cara con un enfermo puede contraerla. Los enfermos de viruela son más contagiosos durante la primera semana, porque es durante este período cuando hay la mayor cantidad de virus presentes en la saliva. Sin embargo, existe un leve riesgo de transmisión hasta que todas las costras se han desprendido.

La vacunación rutinaria contra la viruela fue suspendida en 1972. No se conoce con precisión el nivel de inmunidad, en caso de haberlo, de cualquier persona vacunada antes de 1972; por lo tanto, se supone que estas personas son susceptibles a contraer la enfermedad.

No se recomienda la vacuna contra la viruela al público en general, por lo que la misma no está disponible.

En el caso de las personas expuestas a la viruela, la vacuna puede disminuir la severidad de la enfermedad e incluso prevenirla si se administra dentro de los cuatro días siguientes a la exposición. La vacuna contra la viruela contiene otro virus vivo denominado vaccinia. La vacuna no contiene virus de la viruela.

En los Estados Unidos se cuenta en la actualidad con suministros de vacuna contra la viruela para casos de emergencia.

No existe tratamiento comprobado contra la viruela pero en la actualidad se están evaluando nuevos agentes antivirales. Los enfermos de viruela pueden beneficiarse de una terapia de apoyo (fluidos por vía intravenosa, medicamentos para controlar la fiebre y el dolor, etc.) y antibióticos para combatir cualquier infección bacteriana secundaria que pudiera presentarse.

Preguntas Frecuentes

Q) ¿Qué debo saber sobre la viruela?

Viruela. No se recomienda la vacunación, y la vacuna no está disponible para los proveedores de salud ni para el público. Puesto que no hay un caso confirmado de viruela en todo el mundo, no hay necesidad de vacunarse contra la viruela. También, pueden haber efectos secundarios graves a la vacuna de viruela, y por eso, no recomendamos la vacunación. En caso de que haya una epidemia, los CDC han establecido directrices efectivas para vacunar a las personas que han estado expuestas a esta enfermedad. La vacuna está almacenada en forma segura para usarla en caso de una epidemia. Además, el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Tommy Thompson, recientemente anunció planes para acelerar la producción de una nueva vacuna contra la viruela.

Q) ¿Qué debo saber de ántrax?

Ántrax. Después de la exposición a la población civil nuestras medidas de prevención contra el ántrax serían los antibióticos. No se recomienda la vacunación contra el ántrax y la vacuna no está disponible para los proveedores de salud ni para el público en general. En este momento no recomendamos que los médicos receten los antibióticos para ántrax. En la actualidad tenemos suficientes antibióticos para prevenir la enfermedad en 2 millones de personas expuestas al ántrax, lo que nos permite hacer llegar rápidamente la medicina preventiva a los que pudieran verse afectados por esta enfermedad. El ántrax no puede trasmitirse de persona a persona.

Q) ¿Qué debo hacer para prepararme?

Preparación. Continuamos escuchando reportes de personas que compran máscaras antigás y que acumulan medicina en anticipación de un posible ataque químico o de terrorismo biológico. No recomendamos que haga ninguna de estas cosas. Como dijo recientemente el Secretario Thompson, las personas no deben de asustarse y pensar que necesitan una máscara antigás. En el caso de una emergencia de salud pública, los departamentos locales y estatales de salud le informarán al público sobre las acciones o precauciones que las personas deben tomar.